Dirección Cl. 153 #17-62, Usaquén, Bogotá - Colombia Teléfono 8149211 Celular 304 5626258

Carrito
Instagram
Facebook

Cómo preparar a tu mascota para una visita al veterinario

Las visitas al veterinario son una parte importante del cuidado de tu mascota para garantizar su bienestar y salud a largo plazo. Sin embargo, sabemos que para muchos dueños y sus amigos peludos, estas visitas pueden ser estresantes. Afortunadamente, existen varias formas de preparar a tu mascota para una visita al veterinario y hacer que la experiencia sea lo más tranquila y positiva posible.

1. Familiariza a tu mascota con su maletín o jaula: Si tu mascota no está acostumbrada a viajar en un maletín o jaula, tómate el tiempo para familiarizarla con él antes de la visita. Deja el maletín abierto en casa con una manta y algunos premios dentro para que asocien este espacio con algo positivo.

2. Reduzca el estrés antes de la cita: El día de la visita al veterinario, intenta reducir el estrés de tu mascota manteniendo la rutina lo más normal posible. Dale un poco de ejercicio para que se relaje y evita alimentarla justo antes de la cita para prevenir posibles problemas estomacales.

3. Tráelo con una correa y una identificación: Cuando llegue el momento de ir al veterinario, asegúrate de llevar a tu mascota con correa y collar, y asegúrate de que su identificación esté actualizada. Esto es especialmente importante si tu mascota tiende a ponerse nerviosa en entornos nuevos, ya que minimiza el riesgo de que se escape.

4. Lleva consigo sus registros médicos: Antes de salir de casa, recuerda llevar contigo los registros médicos de tu mascota, incluyendo cualquier información relevante sobre vacunas, tratamientos anteriores o condiciones de salud actuales. Esto ayudará al veterinario a proporcionar el mejor cuidado posible.

5. Mantén la calma durante la consulta: Durante la consulta, trata de mantenerte tranquilo y relajado para transmitir esa energía positiva a tu mascota. Si notas signos de nerviosismo en tu amigo peludo, acarícialo suavemente y háblale con voz calmada para reconfortarlo.

6. Pregunta y aclara tus dudas: No dudes en aprovechar la visita al veterinario para hacer cualquier pregunta o aclarar cualquier duda que puedas tener sobre la salud o el cuidado de tu mascota. Los veterinarios están ahí para ayudarte y proporcionarte la orientación necesaria.

Preparar a tu mascota para una visita al veterinario puede marcar la diferencia en la experiencia tanto para ti como para tu amigo peludo. Sigue estos consejos y verás cómo la próxima visita al veterinario será mucho más tranquila y sin estrés para ambos.